Press "Enter" to skip to content

Número 141

(Editorial publicado en este número)

JESÚS GÓRRIZ LERGA: UN HOMBRE RASO

Con estas líneas, rendimos un afectuoso homenaje a nuestro amigo el poeta pamplonés Jesús Górriz Lerga (1932-2016), uno de los fundadores de esta revista y asiduo colaborador de RÍO ARGA, publicación que nació con la vocación de difundir la poesía escrita en Navarra.

Jesús, fue miembro del Consejo de Redacción desde el inicio, en 1976, hasta el número 104, en 2003, sin dejar nunca de escribir y publicar con continuidad, más allá de pertenecer al Consejo.
Se interesó por la poesía en la adolescencia. Estudió Filosofía en Madrid y Teología en Cuenca y vió sus primeras publicaciones en las revistas Caracola, Rumbos, Poesía Española, El molino de papel, y, especialmente en la revista navarra Pregón, en los años 50-60. Más tarde participó en el Proyecto Morea. Posteriormente, con el esfuerzo y la ilusión de otros poetas: José Luis Amadoz, Víctor Manuel Arbeloa, Jesús Mauleón y Ángel Urrutia, hicieron realidad RÍO ARGA, con el auspicio de la Caja Municipal de Pamplona (CAM) y el mecenazgo de su director don Miguel Javier Urmeneta.

Persona muy afable, religiosa, de profundas raíces cristianas, con su temperamento moderado, transmitía equilibrio a sus actuaciones. Este aspecto también se plasmaba en su poesía, donde siempre buscaba la sencillez y hondura, huyendo de palabras grandilocuentes.

Sus poemas son cercanos y vivenciales, con escenarios humanos y temas cotidianos. En la forma prefería la música que dan las formas rimadas, especialmente el soneto.

Dedicó su vida a la familia -esposa y cuatro hijos- , a su trabajo en la CAM y a la poesía, también realizó actividades literarias en el Ateneo Navarro. Rendido admirador de los autores clásicos entre ellos Virgilio, Marcial, Gonzalo de Berceo, Dante, Lope de Vega, Quevedo, Whitman, Rubén Darío, Pessoa, los Machado (Antonio y Manuel), Rosales, Panero, Ramón de Garciasol, Trapiello, Sánchez Rosillo, y sobre todo la generación del 27. Tenía menos sintonía con el esteticismo y las formas de vanguardia como los Novísimos de Jose Ma Casteller en los años 70, o la Poesía de la Experiencia en los 90 del siglo XX.

Siempre se mantuvo fiel a su forma de escribir: se reivindica como hombre sencillo, que escribe una poesía humana que busca “poner la ternura al alcance de todos” y huye de todo artificio verbal o constructivo en el poema. Aborrece el lenguaje críptico que limite su comunicación con todos los hombres -el pueblo-, a quien dirige sus poemas.

“Yo salgo cada día
con mis nuevos poemas.
Es posible que alguno
sienta gozo al leerlos;
y también es posible
que se mueran de risa
en cualquier papelera…

“No pretendo hacer versos
relamidos que puedan
coleccionarse luego
en las antologías”…

“Tomad mis versos todos
(que nunca fueron míos),
si os sirven por lo menos
para alumbrar un tanto
lo gris de tantas horas
…De “Pregón de hoy”
(La Vidriera)

La “sencillez elegida” como vocación, “el hombre raso” y la defensa del genuino sentimiento del poeta que se identifica con todos los demás, se mantiene a lo largo de todos sus poemarios. El amor, lo cotidiano, la devoción religiosa, Dios, la fe, los paisajes navarros y pamploneses, la música, los villancicos navideños, los cuadros, la palabra en sí misma, son temas que irá desarrollando en sus poemas, generalmente llenos de luz y transparencia.

Un tema recurrente en sus obras es la Poesía y como sujeto, la importancia de la palabra en si misma. Górriz nos lega numerosos poemas en el ámbito de la metapoesía: la inspiración, el Poema, el tiempo dedicado a la escritura poética, la utilidad, la necesidad de la poesía y la relación del autor con los lectores a través de sus textos.

En su obra, se aprecia un dominio evidente de las formas poéticas a lo que no es ajeno la exigente formación en Letras de su juventud. Utiliza habitualmente versos de arte mayor y menor: romancillos, coplas, rimas consonantes y asonantes, sonetos (quizá su forma preferida), serventesios, heptasílabos, endecasílabos, alejandrinos, tercetos, octosílabos, cantigas y más. Una especialidad muy querida de Górriz es el villancico, género popular al que dedicó un libro “Memorial del Gozo” (1994), que encaja muy bien tanto con su personalidad como en su propósito de ser un “poeta humano” de estilo natural, siempre emocionado y humilde.

El gran regalo que nos deja Górriz es su libro “Obra Poética” (1950-2006) editado por el Gobierno de Navarra, con prólogo de Miguel D’Ors; en 505 páginas recoge el corpus de la obra de Jesús Górriz que son 7 libros, dos hasta entonces inéditos “Envido Más” y “Orbitario”. Los libros son:

– Primera Señal (1973)
– La Vidriera (1991)
– Memorial del Gozo (1994)
– Así y Todo (2001)
– La Luz del Águla (2004)
– Envido Más
– Orbitario

En la “Obra Poética” se añaden cuatro capítulos más, incluyendo otros poemas:

– Publicados en “Río Arga”
– Publicados en “Traslapuente”
– Sonetos Inéditos
– Baladas, Canciones, etc

Además, Górriz escribió una serie de prosas y versos titulada “Nuestros Sanfermines”.

Tampoco podemos olvidar que el libro “RÍO ARGA y sus poetas”, de Ángel Raimundo Fernández editado por el Gobierno de Navarra en 2002, recoge una interesante semblanza del poeta.

La lectura de su “Obra Poética” es imprescindible para conocer verdaderamente su poesía, pues no está al alcance de estas breves líneas recoger y menos analizar en profundidad todos los aspectos de la obra de nuestro poeta de RIO ARGA, que quiso ser en sus palabras “un hombre raso”:

……………….

Te haces un nombre digno y honorable;
(la nobleza se compra a tres cominos…)
No y no. ¡Qué no! Me quedo en hombre raso.

de “Manifiesto” (Primera Señal) 1973.

28 años más tarde se reitera y es “un hombre a secas” :

“Me llamo como todos: hombre a secas.
Nací a la luz aquí, en cualquier cobijo.
Vagabundeo por las cuatro esquinas
del mundo. Y estoy siempre al acecho
con los ojos abiertos como platos.”

de “Mi nombre es cualquiera” (Así y todo) 2001.

…………..

La publicación de esta revista es posible por el apoyo recibido del programa de
Mecenazgo a la Cultura Navarra (MECNA) promovido por el Gobierno de Navarra:

Asociación Grupo Río Arga de Poesía

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar